31 DÍAS PARA 31 IDEAS

31 DÍAS PARA 31 IDEAS

Unos días han pasado ya desde el 31 de diciembre… Unos días muy buenos desde estas navidades y de reflexión en mi caso. De reflexión y de buen trabajo personal.

He querido empezar este nuevo año, este 2015, lleno de optimismo, lleno de ideas, objetivos, creencias, ilusiones, cambios… Quizá esto puede parecer común en todo inicio de año, y sí, quizá lo es en muchas de nosotras, que como personas, solemos plantearnos inmensas cosas que después quizá no suceden, seguramente porque en realidad no las queremos, pero, en mi caso, en este caso concreto, este planteamiento es nuevo para mí, y por eso va a funcionar. Por eso ha funcionado.

La creatividad existe para solucionar problemas. Para crear nuevas ideas a raíz de existentes. Y eso es lo que he hecho. Coger el conocimiento, el estudio, la experiencia, la práctica y materializarlo todo en un ejercicio. Que explico a continuación.

Una de mis pasiones es la comunicación. Ya sea a nivel intrapersonal, con uno mismo, “nuestro monólogo interior”, o la interpersonal, “la de toda la vida”, que vincula un emisor con un receptor a través de un medio y un mensaje.

Asociación de ideas

En este inicio de año he visto repetidas veces una frase que me ha hecho pensar. Reflexionar. Y he querido sacar provecho, pasar de la teoría a la práctica. ¿Cómo? Realizando un ejercicio basado en la comunicación intrapersonal. Estableciendo una comunicación consciente con mi yo interior.

La frase decía: “Página 1 de 365”. El significado es claro y esta se publicó el 1 de enero de 2015. “Hoy, 1 de enero de 2015, tenemos 365 oportunidades de empezar de nuevo.” Y esta es una de mis máximas: Cada día es una nueva oportunidad.

Materialización de la idea

“¿Porqué no aprovechar cada día de este nuevo año para coger una idea, un motivo, una razón… buena, positiva, potente, que me guste, que me haga sentir bien… y me la guardo, me la pienso, la escribo, la publico… en forma de foto, por ejemplo? Así, a lo largo del tiempo, del año, tendré 365 fotografías con una imagen, una frase, un motivo, una idea… representativa, importante, significativa… para mí. Un anclaje. Muchos anclajes. Buenos. POSITIVOS.” me dije.

Y aquí tenéis el ejercicio desarrollado desde el primer día de enero hasta el primer día de febrero. Un mes. Un mes entero donde cada día he extraído lo más agradable, significativo, importante… para mí. Ese detalle, esa idea, que ha hecho que mi día sea especial, distinto, bonito, diferente, único. Ese motivo que ha resumido y representado mi día. Esa idea que se ha creado en resumen a lo largo de todo el mes y, lo más importante, esa emoción, ese sentimiento, que a lo largo de un solo mes, se ha creado, transformado, continuando creciendo y desarrollado en mí. Y recomiendo verlo en pantalla completa…

 

He querido hacer público y compartir mi ejercicio, mi reflexión, para que cada un@ de vosotr@s lo probéis, lo llevéis a cabo si queréis y os apetece, este o cualquier otro ejercicio que creáis que os va a ayudar a levantaros y a iros a dormir mejor cada día, porque desde el punto de vista emocional, y en beneficio de un@ mism@ y de l@s demás, es muy importante que aprendamos y sepamos querernos a nosotros mismos.

Hoy, 14 de febrero de 2015, os digo que feliz año nuevo y que disfrutéis de vuestra persona, así como de vuestra pareja, si la tenéis, pero que si no, os enamoréis también y primero de vosotr@s mism@s. Así el resto se convierte en elección y no en necesidad.

Gracias por leer, gracias por estar ahí, gracias por creer.

¡Comenta y comparte si te ha gustado! ¡Hasta pronto!

Para cualquier cosa, contacto y con tacto.

MarcArtacho.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: